ABUNDANCIA Y RIQUEZAS

Vivimos sumidos en la abundancia, rodeados de ella, y sin embargo lo hacemos desde la carencia: se da valor a lo que recibimos, a lo que disfrutamos sin más, porque simplemente allí y está y no debemos pagar por ello.

 Está claro que el bien más inelástico, indefectiblemente finito, básico y exclusivo de cada uno, por lo tanto el más valioso que tenemos, es nuestro tiempo. Cuando se nos paga por trabajar, estamos cambiando nuestro tiempo por un medio de intercambio que nos permite acceder, hacer, tener “algo”; a veces un objeto, a veces un servicio, a veces tiempo .. Sería muy importante tener esto claro, en tiempos de consumismo; me parece..

Lo mejor de tener dinero es que uno puede aprender cuánto valen las cosas que con él no se pueden comprar.

Anuncios

PAZ

La paz es, en su máxima acepción, la ausencia de conflictos. En sus acepciones cotidianas más bien se refiere a el cese o la no visualización evidente de conflictos, en un determinado contexto o escenario. Pero nada más.

 ¿Cuál sería la forma de lograr la paz? Es toda una pregunta, de hecho. Tengo bien claro que NO ES de la forma en que se suele buscar. Se “lucha” por la paz, se manifiesta “estar en contra” de la violencia, manifestación que siempre contiene un cierto grado y forma de violencia, en tanto que no apunta a disolver el conflicto sino en el mejor de los casos a enfrentarse con él, creando así otro conflicto.

 ¡Cuánto lograríamos, avanzaríamos hacia la paz interna profunda, si depusiéramos la inútil pretensión de tener el control de nuestra existencia, de estar seguros, de poder prever todo, para no correr riesgos, para evitar problemas, y poder evitar el dolor, la frustración, el desamor!..

 Vivimos a la realidad en forma dual, y a través de su percepción, la cual está velada completamente por nuestro ego. Vivimos desde el “me gusta”/”no me gusta”, desde el “lo tengo”/”no lo tengo”, desde el “lo rechazo”/”lo acepto”, desde el “soy”/”no soy”, desde el “Quiero ser-tener-hacer” versus sus ausencias o negaciones. “Tomamos partido” ante todo, incluso ante lo que no nos interesa, no nos atañe, no nos compete, no nos cabe. Y juzgamos, sí que juzgamos, tenemos opinión, formamos preconceptos, etc. Es, claramente, un contexto interior nada pacífico, y que poco y nada propende al advenimiento aunque sea gradual, de una verdadera y plena paz interior.

LA SUBJETIVIDAD DEL TIEMPO

Una de las tantas cosas paradójicas en la vida, es que a ella “la medimos” (en calidad) por las emociones, pero al tiempo asociado (una medida de su “cantidad”) lo sentimos inversamente a las mismas.

Un momento intenso puede vivirse como “eterno”, pero al superarlo nos queda una sensación de su futilidad, de su brevedad, de su escasez.

En una vida “aburrida” el tiempo, su duración se percibe eterna. En una vida pletórica de emociones, su duración se percibe brevísima, aún luciendo en su decurso, en su contenido “infinitas eternidades”.

LA PERFECCIÓN Y SU PERVERSIÓN

Toda la dotación humana, vale decir, todo lo que “traemos”, eso con lo que contamos, eso que nos “hace”, es inherentemente funcional a la vida, a la vida sana, plena, acrecedora.

Mente, cuerpo, espíritu, cuerpo emocional, intelecto, etc,

El problema (los problemas) son, comienzan, pasan por la distorsión en su uso, en su aplicación, en su vivencia.

Distorsión que puede suceder por ignorancia, por incapacidad de ser conscientes de su existencia y destino, por perversión de sus propósitos, condicionada esta por herencia, educación, malos ejemplos, o contextos individuales o sociales.

Esto vale para todo lo que constituye dicha dotación, en cuanto a lo físico, a lo espiritual, a lo concreto, a lo trascendente, a lo tangible y a lo intangible. Una perfección perfectible a la que se pervierte …

LA FASCINANTE VIOLENCIA

Inconfesa o inconsciente, incapaz de ser vista o incapaz de ser reconocida, existe, a nivel de toda la humanidad, una fascinación con/por la violencia.

Esa fascinación es el sustrato de otras condiciones que la adornan:

para muchos es placentera, satisfactoria;

para muchos es “espectacular”, o sea atrae, llama la atención, demanda ser vista, atendida, presenciada.

Es absolutamente infrecuente, raro, “antinatural” diría, manifestarse indiferente ante la violencia. El contenido dramático de una experiencia violenta “mueve”, “llama”, “conmueve”. Y para muchos, insanos, pervertidos o ni tanto, es, provoca cierto placer, cierta fascinación de significado complejo.

Una de las aristas que la pueden tornar en lo que es, es el hecho de que, vivida “libremente”, ejercer la violencia se siente placentero: es, al final de cuentas, una expresión -real o imaginaria- de poder, de pretendido logro, de resolución, de cambio sin otras consideraciones, de cambio de una situación o realidad que nos provoca, que nos incomoda, que nos perturba.

Así, parados en ese punto de vista, la violencia resulta funcional a el alivio de una molestia, incomodidad, perturbación; funcional a encaminar el escenario presente a uno más llevadero, más de acuerdo a lo que se prefiere que sea.

Ese alivio “se siente bien”, en caso de ser cabalmente logrado lo pretendido, es más, incluso puede ser goce, ya no placer. En caso de no lograr su objetivo, el intento mismo se siente liberador, liberador de una energía contenida, subyacente, reprimida, no expresada, presa de imposibilidades previas, de preceptos o de cualquier otra consideración freno del impulso de hacer algo por cambiar “eso”.

La violencia implica una trasgresión que puede ser sana o sanadora, necesaria,  en su origen, o no tanto. Lo transgredido puede ser válido, validado, consciente o no tanto. Transgredir es ultrapasar un límite, límite este que puede ser aceptable o no, aceptado o no, social, moralmente hablando.

Cuando la violencia se produce se consuma una transgresión, una anhelada, talvez; una insospechada, a veces; una reprimida, muchas veces; una necesaria, en un concepto propio personal, tantas veces.

Por esto y por mucho más, y dicho en un sentido amplio, no estricto  y un poco figurado, por eso, y de cierta forma, “amamos la violencia”.

MENTIRAS VERDADERAS

MENTIRAS VERDADERAS MENTIRAS

DIÁLOGOS, MONÓLOGOS, PENSAMIENTOS Y FRASES HECHAS

DE LA ACTUALIDAD

 

UNO: “-La pasé muy bien!.”

 

OTRO: “.. gracias ..”

 

 

UNO: “¿Y ahora cuándo nos vemos?”

 

OTRO; “.. Ehhsssta semana estoy medio complicado/a .. Dejame ver y te aviso .. ”

 

 

 

UNO (DESPUÉS DE UN SILENCIO VIRTUAL TOTAL)

 

“¿Estás ahí? 🙂 ”

 

OTRO (DESPUÉS DE PENSAR QUÉ CONTESTAR)

 

” hola, qué lindo un mensaje tuyo”

 

 

 

UNO: “no quiero que ninguno salga herido”

 

significado: no quiero nada más y no se cómo zafar

 

 

UNO: “.. me encantó todo anoche -siguen detalles varios- .. 😉 ”

OTRO: “…. Ah ….. sí ..”

 

 

 

UNO: “.. ¿qué vas a hacer esta noche? ..”

OTRO: “.. no se .. ¿¿¿vos??? ..”

 

UNO (VIA WHATSAPP)

” bueno hablamos en otro momento”

significado: nunca más

 

UNO: “.. no te molesta que te llame ¿no?”

OTRO: “.. no, qué necesitás? ”

 

UNO: ” .. prefiero ir despacio”

significado: no te embales que esto no va

 

UNO: “.. no estoy buscando nada serio ..”

significado: quiero sexo, nada más

 

UNO: “.. hoy no es fácil conocer gente como uno ..”

OTRO: “es verdad”

significado: se creyó lo del perfil

 

UNO: “.. no busco nada serio ..”

significado: serás un levante más

 

UNO: “me hacés acordar a mi ex..”

significado: no te soporto y no te das cuenta

 

UNO (rompiendo “el silencio” ya demasiado denso)

“.. talvez no nos encontramos en el mejor momento”

 

UNO (ellas): “.. al final ¿¿qué somos?? ”

significado más probable. no más sexo hasta que te comprometas

 

UNO: ” necesito tiempo para mí”

significado más probable: no ves que no quiero nada ya??

 

“TENGO UNA RELACIÓN ABIERTA”

significado más probable: me acuesto con alguien, pero nadie importante

 

“TENGO UNA MENTALIDAD ABIERTA”

significado más probable: me sirve cualquier cosa

 

“PRIMERO AMIGOS, LUEGO SE VERÁ”

significado más probable: quiero .. pero tengo miedo; necesito ya, pero no lo voy a evidenciar

 

“DESEO HACER NUEVOS AMIGOS/AS”

significado más probable: quiero estar ocupado/a y no pensar en que lo solo/a que estoy

significado más probable: voy a vivir mis fantasías, con el/la primera que me convenga

 

“BUSCO EL AMOR VERDADERO”

significado más probable: soy inmaduro/o y lo se, pero quiero “cuero con cuero”

 

“BUSCO .. DE SIMILAR NIVEL CULTURAL Y SOCIAL”

significado más probable: quiero seguir aparentando que lo mío es importante

 

“ACTUALMENTE SIN TRABAJO ..”

significado más probable: preparate a pagar vos

 

“.. JUBILADO/A AMA DE CASA .. PARA DISFRUTAR EL TIEMPO QUE QUEDA”

significado más probable: el tiempo apremia y yo sigo soñando en soledad

 

“SÓLO CHAT ..”

significado: tengo que convencerme de que todavía estoy vigente, y que tuviera vida social ..

significado más probable: mis gatos/perros/vecinos/hijos abandónicos me tienen harto/a, ya no doy más

VIRTUAL REALIDAD

La era del espectáculo, de la apariencia, de la representación, de la asistencia virtual a, de lo “no presencial”. La era de el preocuparse de los demás y de no ocuparse de lo realmente propio e importante. La era de no ser sino de verse reflejado o representado en espectáculos creados, precisamente, con ese preciso fin.

ACELERADOS

Hay, indudablemente, en la actualidad de hoy, una aceleración de los tiempos. Una vivencia “más rápida” de los tiempos medibles objetivamente. Seguramente que es producto, al menos, de que hoy atendemos, manejamos -aunque sea pasivamente- mucha más información, mucho más asuntos, muchas más cosas “que atender” y que “entender”, aunque sea para descartarlas de nuestra atención prioritaria, esto en base a infinidad de criterios de “prioritario”. Y debe ser, un poco “bastante”, por la proliferación de opciones, de propuestas, de posibilidades, concientes o no, de entre-tenernos, de di- vertirnos, de pasa-tiempos. Una proliferación alineada con varias realidades de hoy: con la masificación -por no decir “cosificación”- de la vida, de las personas; por la incapacidad de manejar criteriosamente tal caudal de información, y por la circunstancia de que dicha incapacidad de hacer, nos ha vuelto apresurados, insensibles en el sentido profundo, y “dormidos” en cuanto a vivir lo que realmente importa, y no sucedáneos. Se “vive” más de noticias, espectáculos masivos, de comerciales exposiciones de la vida de terceros y de “ficciones” foráneas, que de vivencias tangibles, vitales, reales, y asociadas a la realidad concreta de cada “aquí y ahora” de cada uno.

DES CONEXIÓN ES

En la actualidad de hoy, es muy fácil ubicar gentes con quienes resonar en casi que cualquier plataforma reivindicativa que se nos ocurra. La hiper conectividad y la “globalización” funciona, al menos para “no sentirse solo” en dolores, tristezas, perdidas, postergaciones, frustraciones. No tanto, parece ser, funciona y bien, en cuanto a estarnos más cerca, a vernos hermanos, a atender problemas comunes, hasta universales, desde una visión unicista, universalista, integradora, sanadora, amorosa.

“Paradoja”.

A REACCIÓN

  • Es una época de extremos: de expresiones extremas, de plataformas extremas, de ideologías extremas, de posturas extremas. Evidentemente, antes de llegar a esos extremos hay/hubo todo un espectro de términos medios a los que no se los recorrió, por estar contenidos/reprimidos/inconcientes del proceso de extremación, por negligencia o por inconciencia activista, cualesquiera de todas ellas que recién hoy generan acción. Y lo que se hace por reacción -y tardiamente- genera explosión, violencia, incomprensión .. y muy pocas veces (si acaso alguna) una sana solución.